);
Como es un examen taekwondo - Blue Mat Academy

Cómo es un Examen de TaeKwonDo

En el caso de Moon Moo Won Moo Duk Kwan, acorde al Sistema de Grados Kups y Dan, cada uno de ellos se obtiene mediante un examen cuyas características y requerimientos va incrementando acorde al grado que se quiere obtener.

En el caso de los grados kups el examen se conoce como YuKupya simsa

Mientras que para obtener la Cinta Negra así como los Dan posteriores se dividen en dos tipos de examen: 

  1.  YuDanya Simsa para los grados de primer Dan a cuarto Dan.
  2. GoDanya Simsa para Quinto Dan en adelante.

Las características y requerimientos de cada examen irán incrementando tanto su extensión y dificultad conforme se va aumentando de grado.

El examen contiene distintas secciones y características, a manera de resumen los siguientes:

  1. Básicos acorde al grado que involucran combinaciones de posiciones, defensas y contra ataques de manos y pies.
  2. Trabajo parejas realizando intercambio de técnicas de pateo en donde se califica la variedad de las técnicas, la altura, velocidad, fuerza e intención.
  3. Después se pasa revisar la respuesta y ejecución de defensas y contra ataques a distancia corta y larga. 
  4. Para grados hasta 9° kup (De Cintas Blancas, Amarillas y Naranjas) el examen termina con la revisión poomsaes o formas de taekwondo.
  5. En el caso de grados de 8° kup (Cinta naranja avanzada que desea obtener cinta Verde) en adelante se realiza combate (kyrugui).
  6. El examen de Cintas Rojas (1° kup) en adelante incluye combate múltiple.
  7. El combate se realiza con equipo de protección; sin embargo, para examen de Cinta Negra 4° Dan se utiliza unicamente careta, mientras que no se utiliza equipo de combate para realizar examen de 5° Dan y grados superiores (examen kodanya) 
  8. El mismo día o en otra sesión se realiza examen de rompimientos de tablas (kiokpa) el cual consiste en romper una o varias tablas, juntas o separadas, utilizando técnicas de pateo y puños.
  9. Para el caso de los examen de Cinta Negra, se realiza examen de Bong Sul, Arte marcial coreano del manejo del bastón largo (yang bo). 
  10. La duración del examen dependerá del grado, siendo de un solo día en el caso de grados kups, mientras que en el caso de grados Dan o poom es de 3 días y, en ayunas, en el caso de los examenes Kodanya (para los aspirantes a Cinta Negra 5° Dan en adelante).

Hay que recordar que el examen es la fase final de cada nuevo grado objetivo.


Blue-Mat-Academy-Cobra-Kai-no-es-karate

¿Cobra Kai no es karate?

Sí la Serie Cobra Kai, así como las películas de Karate Kid son excelentes y no creo que haya un artista marcial que al menos no haya oído hablar de ellas. De hecho, nos encanta la idea y rescatamos más las cosas buenas que los n-mil detalles que pudieran tener.

Desde que se «relanzó» la serie a través de la plataforma Netflix ha causado furor y gracias a ella nuevas generaciones de jóvenes y adultos han retomado el interés por las artes marciales, ¿por qué?, porque la serie en todo momento trata de darles una perspectiva más amplia, ayuda a difundir que las artes marciales no tienen que ver solo con patadasgolpescombate (kumite) y katas… se trata de un trabajo que involucra también trabajo y desarrollo en los aspectos: mental y emocional…  Ya que se trata también de entendimiento y adopción de principios como confianzaresilienciadisciplinaempatía, honor, misericordia y respeto, por mencionar algunos.

Y no es ningún secreto que de hecho la serie y las películas, como todo y todos en la vida, tiene una serie de, por llamarlos de algún modo, errores o inconsistencias.

 

¿Karate kid o Kung Fu kid?

El más evidente, es la última película (2010) protagonizada por el hijo de Will Smith, Jaden Smith, en la que aunque se llama Karate Kid, en realidad aprende kung fu en lugar de Karate, algo que la crítica parece ser que no lo tomó a bien, con todo y que su Shifu (maestro) fue Jackie Chan.

Los comentarios que surgieron fueron: ¿Pero porqué están utilizando otro arte marcial? ¿por qué no solo es karate como en las películas anteriores?… 

Y quizás, quizás debemos poner sobre la mesa que pues tampoco era solo karate en las primeras películas… 

Blue-Mat-Academy-Cobra-Kai-no-es-karate

¿El maestro de Sensei Miyagi es del estilo Goyu Ryu o Shito Ryu?

Normalmente, ves el anuncio de un Dojo de Karate y siempre viene acompañado de la asociación a la que pertenece y el estilo de karate, seguro has escuchado Goju RyuShito RyuShotokanWado Ryu, etc. ¿Pero a qué se debe esto? ¿Cuántos estilos de karate hay?

Si le preguntáramos cuántos Karates hay a Sensei Gichin Funakoshipadre del Karate moderno y fundador del Karate estilo Shotokan (junto a su hijo Yoshitaka Funakoshi), respondería: «Karate solo hay uno… «

¿A qué se refería Sensei con esto? 

Hay muchas interpretaciones al respecto, unas más profundas que otras, así como algunas que se basan en el contexto histórico y otros en el filosófico. Lo que debemos hacer notar antes de ahondar en alguna de ellas es que antes el karate, el taekwondo (antes conocido como Tang Soo Do o Karate Coreano), el jiujitsu, el kung fu etc… no lo aprendían ni practicaban como actividad recreativa o deporte.

Hubo un tiempo en las artes marciales tenían un último fin: ser empleadas para la guerra por lo que el sentido «purista» de hacer solo un estilo de arte marcial era absurdo ¡se trataba de sobrevivir! 

De este modo fue común y necesario el intercambio entre artes marciales, las aportaciones de algunos se iban adoptando por otros, que a su vez complementaban con algo más, aquí y allá se iba aportando y adaptando… así se dio una evolución

Por decirlo de manera «simplista», los estilos entonces significaban corrientes o interpretaciones probadas por grandes maestros.

Este conocimiento es «oro puro» para todos aquellos entrenados por él, ya que a su vez «ahorraban» tiempo a sus estudiantes al tener de primera mano material sintetizado y validado.

Proyecto Taekwondo V2.0 bogsul

Un gran acierto de Karate Kid, todas sus secuelas y la misma serie Cobra Kai es el de haber empleado el término «karate» para generalizar. En todo este universo alterno se llega al punto de decir «karate» para (a propósito o no) mostrar otras artes marciales, en el que se puede entender que el nombre y muchas veces el paradigma de reglas, movimientos y recursos es distinto, pero el fin es el mismo: el desarrollo físico, mental y espiritual del individuo.

Que la serie se llame Cobra Kai no solo implica que vamos a ver la historia ahora desde el punto de vita de los que fueron los «villanos» en las películas anteriores, sino que vamos a entender cómo no eran tan tiranos, qué sirve y qué no, así como también quitaresa falsa idea «purista» de que estamos viendo solo «karate» para permitir, como siempre ha sido, el uso de más técnicas que no necesariamente son de este arte marcial, pero que es normal, ya que uno no puede limitar su crecimiento y sus herramientas para seguir desarrollándose así como para defenderse.

El verdadero Sensei Miyagi

Una de las grandes aportaciones de Netflix con respecto a esto es su documental del 2015 «El verdadero Miyagi».  Y pues sí, las escenas de acción de Sensei Miyagi no fueron hechas por Patt Morita sino por Sensei Fumio Demura quien ha sido uno de los principales promotores de Karate Shyto- Ryu en EE.UU. y quien no solo ayudó a idear las escenas sino que realizó todas las escenas de acción de Sensei Miyagi para Karate Kid I, II, III y IV.

¿Pero por qué es relevante esto? Porque siempre que en la Serie se muestran fotos del Sensei de Sensei Miyagi utilizan la fotografía de Sensei Chojun Miyagi quien es ni más ni menos el padre del Karate Goju Ryu, y de hecho la famosa kata que realizan en la serie y en Karate Kid III es de este estilo; sin embargo, el experto que rodo las escenas es de otro estilo: Shito Ryu.

Cobra Kai es Tang Soo Do o Taekwondo old school

Pero Sensei Fumio Demura no fue el único experto consultado para Karate Kid, otro gran maestro y coreógrafo experto consultado para los maestros de Cobra Kai fue Pat E. Johnson quien fue alumno del mismísimo Chuck Norris quienes son expertos del arte marcial coreano, ni más ni menos que el Tang Soo Do

Johnny Lawrence (William Zabka) y John Kreese (Martin Kove) enseñan un karate muy rudo, que en realidad no es Karate. De hecho, en la tercera temporada de la serie cuando se cuenta la historia de Sensei John Kreese, justo cuando lo reclutan en el ejercito para un grupo selecto, su maestro le dice que le enseñará Tang Soo Do… Este mismo sucedió en la tercer película de Karate Kid, cuando Terry Silver va a mentirle a Sensei Miyagi mandando «diculpas» de su maestro de Corea…  

Y en cierto punto estos mini momentos en que revelan que las artes marciales de Cobra Kai vienen de Corea y en específico de Tang Soo Do  rinden un pequeño tributo al coreógrafo al Maestro y coreógrafo de todos los actores que participaban para interpretar las escenas de Cobra Kai:  Pat E. Johnson, el mismo que también interpretó el papel árbitro de la final del torneo de Karate Kid I.

Fue tal el asombro que causó estas técnicas de arte marcial en William Zabka que continuó su práctica incluso después de terminada la película de la mano de Pat E. Johnson.

Aclaramos de una vez, Martin Kove ya era cinta negra de karate incluso antes de las películas, durante el rodaje se introdujo al estilo de Pat E. Johnson, Tang Soo Do, pues fue el encargado de sus coreografías y entrenamiento.

Existen muchos más indicios sobre el Tang Soo Do en el estilo que practican en el dojo de Cobra Kai.  Las patadas altas que muestra constantemente en la serie son características del estilo coreano, hasta podemos encontrar en el episodio siete de la primera temporada como Johnny grita lo siguiente: “Jun be”, término que en coreano significa “posición de listo”…

Pero ¿por qué tanto alboroto? Bueno no podemos terminar este capítulo sin agregar que Tang Soo Do es el término que en los años 50s se empezó a difundir para el nuevo arte marcial que estaba causando furor en el mundo, estilo que veteranos de la Segunda Guerra Mundial aprendieron mientras estaban en Oriente como Chuck Norris, y que más adelante llegaron a EE.UU. y México con grandes Maestros como GM Jhoon Rhee y el mismísimo GM Dai Won Moon, ambos padres en EE.UU. y México, respectivamente, de lo que con el paso de los años y subsecuentes evoluciones ahora es conocido como Taekwondo… pero esa es ya otra historia y una muy larga que abarcaremos en otros episodios.

Por ahora, tú practicante de taekwondo, karate, tang soo do u otro arte marcial, siéntate a ver tu serie de Cobra Kai que a nadie estás traicionando porque la historia nos revela que en realidad todos somos hermanos ¡disfruta! 

 

Referencias

Dragonz.es. 2021. Fumio Demura, el verdadero “Maestro Miyagi”. [online] Disponible en: <https://dragonz.es/fumio-demura-el-verdadero-maestro-miyagi/> [Revisado 12 Marzo 2021].

Es.wikipedia.org. 2021. Chōjun Miyagi. [online] Disponible en: <https://es.wikipedia.org/wiki/Ch%C5%8Djun_Miyagi> [Revisado 12 Marzo 2021].

The Karate Nerd, 2020. Cobra Kai made a HUGE mistake!. Disponible en: <https://www.youtube.com/watch?v=t32yt48nCCU> [Revisado 12 Marzo 2021].

Sensacine México, ‘Cobra Kai’: El verdadero arte marcial detrás de la serie NO es karate, sino otra disciplina [online] Disponible en: <https://dragonz.es/fumio-demura-el-verdadero-maestro-miyagi/> [Revisado 12 Marzo 2021].


Cobra kai Karate Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan

¿Cobra Kai resurgió las artes marciales para los jóvenes?

Todos nosotros artistas marciales sabemos y algunos (como yo) adoramos la película de Karate Kid, aquella que cuenta la historia de cómo Sensei Miyagi enseña karate a Daniel Larusso, mostrando las virtudes del arte marcial, en la que no solo el karate le ayudó al niño a terminar con sus problemas de acoso y maltrato (bullying) en la secundaria, sino que también le ayudó a encontrar un equilibrio, confianza, disciplina, enfoque, constancia y pasión en su vida.

Cobra kai Karate Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan

Y si eres de los que todavía opina «el taekwondo es mejor que el karate» o al revés, creo que aún hay mucho camino por recorrer.

Porque claro que puede gustarte uno más que el otro, pero siendo objetivos podemos reconocer la belleza, los atributos y características de cada uno.

Me refiero a que podemos adorar el té de manzanilla, por ejemplo, pero reconocer que el de jengibre también tiene muchos atributos y que podemos llegar a necesitar de él, admirar la belleza en él, sus propiedades, entender y ver las cosas desde una nueva perspectiva, aprovechando lo bueno de cada cosa sin prohibir o satanizar al otro. 

 

Además de darnos cuenta que aunque distinto sea el camino o disciplina marcial que el otro haya elegido, comparten más principios, valores e ideologías los karatecas, judocas y taekwondoines entre sí, que el resto de la población que no practica ningún arte marcial.

Pero dejaremos esa conversación para luego. Ahora nos concentraremos en el la tendencia Cobra Kai.

Quien aún no la ha visto, debería, pero sin tratar de spoilear nada, podemos resumirla como la continuación a las películas de Karate Kid, en la que nos enteraremos sobre qué sucedió con el antagonista y con el mismo Daniel, cómo viven hoy y también entender, de alguna forma u otra, las razones que los llevaron a actuar de tal forma en su momento y en la nueva realidad. 

Hasta aquí se termina nuestro compromiso de no revelar nada sobre la serie, de aquí en adelante hablaremos sobre información de los capítulos (Spoiler alert!).

 

Cobra Kai enseña Proyecto taekwondo V2.0 Blue Mat Academy

Antes que nada, si quieres saber si se hace o no realmente karate, taekwondo, kung fu, jiujitsu, judo u otra arte marcial, revisa nuestro post ¿Cobra Kai no es karate en realidad?

Pero ahora nos bastará decir que se trata de una serie que intenta mostrar muchas escenas de acción con combates con «técnicas  de artes marciales«, y creo que siendo positivos, no deberíamos esperar que sean puristas, excelsos o especialistas. 

Lo que si podemos tratar es el porqué creemos que esta serie vino a hacer resurgir el tema de las artes marciales, sea karate, taekwondo, kung fu, jiujitsu o cualquier otra, para los jóvenes y adultos:

Basta de decir que las artes marciales son para niños

Uno de los grandes aciertos de la serie es mostrar a sus  protagonistas son jóvenes preparatorianos y adultos, rompiendo un mal status quo  ampliamente difundido en nuestros días: «los únicos que pueden aprender artes marciales son los niños».

Y claro que esto es falso, es parte de los mitos de principiantes para artes marciales que ya en otro post hemos expuesto.

Básicamente ahora tratar de emprender una actividad de desarrollo que requiera mucho esfuerzo físico, mental y emocional es solo para niños. 

Mas bien creo que como generación hemos dejado de intentar seguir en esa mejora constante, en ese esfuerzo diario, en ese deseo de seguir superando retos por una comodidad o negación de lo que podemos lograr o si somos capaces de alcanzar más. Claro que las artes marciales son difíciles, así como a veces o casi siempre es la vida.

Me parece muy buena aportación de la serie el mostrar como a pesar de los muchos esfuerzos por rehuir el conflicto, de tratar de no hacer daño a nadie o de ser amable con los demás, en ocasiones hay que aprender a enfrentarse, y no no siempre es un conflicto físico, puede tratarse simplemente de establecer límites, de solicitar respeto, apoyo o dignidad… y no podemos simplemente darle la espalda a la situación.

Se el cambio que quieras ver

En un conflicto o en este caso historia de acoso-agresión, conocida ahora como bullying, siempre deseamos que a) nuestro conocido no sea el agresor y b) que no sea la victima

Porque sabemos que en el primer caso necesitamos proveer de una formación de valores y principios como respeto, empatía, amabilidad y comprensión. Sabemos que ese ser humano debe aprender a convivir y a formar parte de una sociedad, por lo que todo acto que atente en contra es un signo de falta de civismo, valores y principios

Y en el segundo caso necesitamos enseñar a la persona a valorarse, a tener esa confianza y seguridad para primero darse cuenta que no es correcto que lo agredan y que es necesario defender su dignidad e integridad frente a otros, sea o no una agresión física. Así como también ayudarlo a tener herramientas que le permitan evitar el conflicto o saber cuando y cómo encararlo. También necesita desarrollar un temple de acero que le permita mantener la calma en los momentos correctos y le den una claridad cuando más lo necesite. 

Hasta aquí todo es conocido. Pero creo que es momento de sacar una tercera figura, que en la serie han sabido darle vida, la de aquel que al ver una situación de acoso decide tomar acción y ayudar al que está siendo atacado, ya sea interponiéndose o simplemente apoyándolo para levantarse o salir adelante. 

Y este habla más de una sociedad integrada por individuos con principios y valores que les permiten observar y detectar injusticias y situaciones en las que hay necesidad de intervenir.

En el caso de la serie, nos damos cuenta como en ocasiones hay no solo que ser nosotros mismos los protagonistas y héroes de nuestra situación, también muchas veces hay que ser el cambio y apoyo que otros necesitan para salir del pozo.

Cobra kai enfrenta Proyecto Taekwondo V2 Aprende taekwondo Blue Mat Academy

Y para ellos claro que necesitamos prepararnos no solo físicamente, sino también mental y emocionalmente. No solo son buenas intenciones, hay que estar preparado y seguro de lo que traemos.

El éxito no es de la noche a la mañana y no cae del cielo

Algo padrísimo de todas estas series y películas es que muestra, contrario a lo que todos creen, que todo logro cuesta mucho esfuerzo y dedicación, no pasa en poco tiempo, requiere también de mucha confrontación: es nosotros contra nuestros límites físicos y mentales y contra cualquier viento en contra. 

Cobra Kai karate y taekwondo Proyecto Taekwondo V2.0 dedicación

Son muy pocas las veces que nacemos con el talento o con cierta facilidad. Pero nacer con «facilidades» o iniciar con las «circunstancias» a nuestro favor no lo es todo, si las tienes genial y si no, no es el fin del mundo. 

Podría apostarte que la grannn gran mayoría de todos los artistas marciales que conoces no fueron prodigios o nacidos para esto, si les preguntas como han logrado lo que tienen seguramente te dirán que fue a base de trabajo constante, dedicación y mucha pasión

Así que hay que ponerle fin a esa idea de «no nací para esto», «es que es muy difícil» y «no creo poder hacerlo». Hay que empezar a confiar en nosotros y a no desistir cuando las cosas se complican, porque como los profesores de antaño solían decir «no es que las cosas sean cada vez más fáciles, sino que cada vez tú te vuelves mejor»

 

Nuevamente vale la pena decir que es posiblemente por esto que el mito «los niños son los que pueden aprender a ser rápidos, flexibles, veloces, dar patadas altas, golpes y movimientos rápidos…etc» porque en realidad sí, puede ser que sea más fácil para ellos ir incorporando y desarrollando estas habilidades, pero es falso que solo de niño puedas desarrollarlas. Mas bien dejemos de temer a ponernos a esforzarnos día a día para ir alcanzando paso a paso nuestros objetivos.

 

Las artes marciales no son solo para "hacer ejercicio"

No, no solo se trata de estar en peso, con buena salud física y las proezas que puedes llegar a alcanzar con el entrenamiento constante de taekwondo, karate o algún otro arte marcial.

Se trata también de un desarrollo de habilidades mentales y emocionales que te ayudaran a alcanzar tus metas en otros ámbitos de la vida, que te ayudarán a alcanzar esa tranquilidad mental, ese alivio al estrés, esa resiliencia ante cada dificultad y ese blindaje emocional que te permitirá enfrentar cualquier situación y superar tu día a día.

Así como Larusso, Miyagi o Johnny Lawrence, el taekwondo, el karate, jiujitsu y otras artes marciales se tratan de un estilo de vida que te permite encontrar un balance y un equilibrio que te permite mantenerte sano, consciente y pleno, pero no solo eso…

Las artes marciales te brindan principios y valores que te hace comprender que el respeto y consideración hacia los demás no es debilidad o mal juicio, es más es indicio sobre el autoconocimiento, empatíarespeto y consideración que tienes hacia ti mismo, quien eres ahora mismos y quien quieres llegar a ser.

 

 

Cualquiera puede ser maestro

Otra excelente aportación de la serie es justo el mostrarte y enfrentar los tipos de sensei, lo cual claro que vale la pena describir.

Sensei es el término japonés con el que se designa al maestro de karate o judo (Artes Marciales japonesas) y significa literalmente «el que ha nacido antes»

Un concepto importante en la práctica de las artes marciales es el trato con mucho respeto, validez y aprecio que se tiene por los grados avanzados y el maestro, ya sea Sensei en japonés para el judo y karate o Sabomnim (que significa maestro pero en sentido de «el que educa con el ejemplo»en coreano para el caso del Taekwondo . Es así como en el Dojo o Dojang se saluda con respecto cada que llegan o se van, cada que se realiza alguna práctica en parejas o hasta en la ceremonia de inicio y fin de clase. Esta característica muchas veces la englobamos como «respeto y disciplina» aunque tiene un trasfondo más importante e interesante.

En la serie han sabido capturarla pero distorsionarla de acuerdo al tipo de Sensei que se tiene. El caso más sencillo es «Miyagi-dojo«, ya que Daniel contó con un Sensei con muchos principios y valores que le pasó el pensamiento «correcto» sin embargo, y para desdicha de muchos de nosotros, a veces solo contar con el «resumen correcto» no es suficiente y muchas veces hemos de necesitar atravesar por muchas pruebas para en verdad entender la lección «directa y resumida» que nuestro Sensei trató de adelantarnos. 

En el caso del Dojo Cobra Kai al inicio Sensei Lawrence trata a todos déspotamente y en la medida que van mejorando comienzan a importarle y él empieza a tenerles mayor consideración y respeto. Del mismo modo, también cada vez se vuelve más aparente el cambio, mejora y evolución de ideología y mentalidad que lo vuelve más consiente de que talvez lo que «aprendió«, «cómo» lo aprendió y el «cómo y cuándo se aplica» tiene varios caminos y circunstancias en las que puede o no usarse… , además de entender que también es posible que hayamos aprendido o absorbido un mensaje o manera de actuar, valor o principio que no sea correcto porque aunque «Sensei» siempre estamos todos en constante aprendizaje y todos tenemos errores… pero una vez detectado está en nosotros el mejorar, pues ese es el Do, el camino que te enseñan las artes marciales.

Y esto es uno de los mensajes que mejor pueden resumir que las artes marciales enseñan al individuo pero además les brindan herramientas para que ellos más adelante sean capaces de ir entendiendo, aplicando criterios para decidir correctamente o, en su caso, rectificar, pues somos seres imperfectos que anhelamos seguir mejorando día a día.

Resumen

Más allá de la crítica que se puede tener por la serie o las películas, debemos estar agradecidos, porque este tipo de medios, permite que más y más gente conozcan al karate, al tekwondo, kung fu y demás artes marciales y comprendan que sus beneficios y límites van más allá de lo que a veces la propaganda nos ha hecho creer.


Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán

Apenas 22 años en taekwondo

Hoy es uno de esos días que muchos de nosotros, los que vivimos una vida dentro de  las artes marciales, recordamos con mucho cariño.

Y es que hoy cumplo 22 años no solo de estar pateando y golpeando, como algunos de mis conocidos alguna vez de bromita me han comentado.

 

Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán
De cinta blanca avanzada en la fila de hasta enfrente, la segunda de izquierda a derecha.

Nosotros que vivimos un arte marcial sabemos que no es solo el desarrollo físico lo que ganamos con la práctica. 

Todos nosotros sabemos que es una forma distinta de ver, pensar y actuar en nuestra vida

 

Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán
Proyecto Taekwondo V2.0 equipo

Y claro que mucho de lo que nos hace regresar a entrenar cada día tiene que ver con esa euforia-adrenalina que nos da liberar tanta energía en cada movimiento, en sentir como poco a poco vamos mejorando, vamos sintiendo la técnica, como cada nuevo entrenamiento podemos realizar movimientos que solo unos días atrás nos parecían inalcanzables.

Y no es solo cuando somos «principiantes», pues aun ya con varios años de práctica vamos notando cómo la misma técnica que he venido haciendo tantos tiempo, hoy la entiendo de forma distinta, como hoy le encuentro mayor sentido, nuevas formas de ejecutarla, nuevas aplicaciones…

Y es que siempre habrá algo más por mejorar, un nuevo reto que superar tanto físico como mental.

¿Quién no sintió mucha emoción y también mucha angustia en su examen de cinta negra?

Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán
Mi examen de Cinta negra en junio 2005, soy la segunda de la fila de hasta enfrente de derecha a izquierda.

¿Pero necesitas nacer con alguna virtud o talento?

 

Quizá es lo que más escucho: «es que yo no tengo nada de elasticidad», «es que yo no soy bueno para hacer eso», «es que yo soy pequeño»…

¿Y sabes qué? Nada de eso es necesario. Sí, Sí creo que hay quienes son más talentosos para algo y otros que simplemente vamos a tener que trabajar el doble o triple. Pero creo que no se trata de solo hacer o dedicarnos a lo que «somos buenos», sino venir a esta vida a hacer lo que nos haga felices, lo que nos guste, nos apasiona, nos interesa…

Y no me mal interpreten. Pero creo que yo, y mi profesor puede constatar, no era buena para el taekwondo, no tenía talento innato, no tengo las piernas más largas que el torso ni llegue con la elasticidad que ahora tengo… 

Lo que sí tenía y de sobra era deseo, curiosidad y persistencia. Y con eso, me propuse llegar tan lejos como me fuera posible porque lejos de que el taekwondo encajara en mi vida, yo busqué encajar en él, y siempre trabajé para merecer el grado al que aspiraba, pues también se trata alcanzar cada grado pero cumpliendo con lo que nos toca, no buscar que mágicamente nos ayuden o regalen algo. 

Y la meta no era ser cinta negra o demás danes, sino aprender, entender y mejorar mi taekwondo, adentrarme en esta filosofía de vida.

 

Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán
Cuando presenté mi examen para amarilla avanzada con el Padre del Taekwondo en México, GM Dai Won Moon
La dedicación vencerá al talento si este no entiende lo que es el trabajo arduo»

"Yo solo quiero que me toque una..."

Todos los que me conocen saben que amo las películas con mensajes. Una de mis favoritas es la película de Los pequeños Gigantes (si no la has visto, vela en fin de semana, es una joyita).

Para mí la película tiene cuatro mensajes principales muy importantes. El primero, el más obvio, tiene que ver con no discriminar ni hacer prejuicios. Pero en ese no me enfocaré ahorita. 

El segundo tiene que ver con que todos tenemos derecho a tratar de participar en alguna actividad, y que a pesar de que no seamos los mejores, debemos intentar hacerlo si es que nos gusta, porque al final, la lucha de mejorar no debe ser contra un contrincante, compañero, conocido, sino contra nosotros mismos y en esa medida ir revisando nuestro avance y deleite.  

El tercero, creo yo el que más olvidamos, tiene que ver con hacer las cosas a pesar de que las probabilidades estén en nuestra contra, intentarlo pese a que sabemos que nuestra oportunidad de salir airoso es menor al 1%. 

Blue Mat Academy Taekwondo Proyecto Taekwondo V2.0 equipo MDK Central Yuri Pazarán

Y esto lo digo porque muchas veces en clase veo como el que se siente en desventaja tira la toalla desde que hacen el saludo. Y puede tratarse de una tarea sin importancia, aparentemente sin algún impacto en tu vida.  ¿Pero realmente no tiene impacto? 

Pero antes de continuar, traeré el cuarto mensaje de la película. Y este tiene que ver con los primeros cinco minutitos de la película, en donde el más pequeño del equipo en las «eliminatorias para pertenecer al equipo de Urbania» escucha como los niños a su alrededor desean tener la camiseta de sus ídolos, mientras que este pequeñín lo único que desea es al menos ser parte del equipo.

Y creo que este mensaje es bastante honesto y en conjunto con los dos mensajes anteriores, nos dan una lección importantísima: Vive, intenta, y busca, siempre consciente que no necesariamente eres el mejor, no necesariamente serás el ganador, pero no por ello no debes intentar dar tu mejor esfuerzo, de disfrutarlo y de estar agradecido por todos tus pequeños y grandes logros

 

Podrás haber gastado tu vida entera buscando la flor perfecta, y al final no habrás vivido en vano»

Consciente, agradecido, feliz y entregado en cada una de tus esferas. Porque la vida no es perfecta, nosotros no lo somos, pero si vivimos todos los días entregados, en el momento, creciendodisfrutando lo que tenemos, quienes somos y el proceso, eso nos mantendrá viviendo mucho tiempo una vida sana y plena, y al final, valga la ironía, perfecta para cada uno de nosotros.

Taekwondo Blue Mat Academy Moo Duk Kwan Yuri Pazarán

Apgubi Proyecto TKD V2.0

Posición Larga de taekwondo

La posición larga o posición adelanta (ap-gubi en coreano) la puedes observar en varias artes marciales y estilos, desde karate shotokan, shito ryu, taekkyon, tang soo do y hapkido; hasta el taekwondo ITF y taekwondo WF. Todas con muchas similitudes aunque algunas precisiones de acuerdo a la aplicación según la disciplina de la que se trata. 

En la página oficial de Kukkiwon, la traducción literal es «posición adelantada» (forward stance), la cual definen como una posición en la que se cambia el centro de gravedad a la pierna que se adelantó y se encuentra doblada, con la mayor parte del peso sostenida por esta. 

 

Ap adelantada o enfrente + Gubi posición

A decir verdad esta posición al ser tan importante ha sufrido varias modificaciones gracias a los nuevos estudios en cuento a su eficiencia, así como repercuciones en el cuerpo de quienes llevan varios años practicandola.

Mide apgubi- Proyecto TKD V2.0

Como la mayoría de las posiciones, necesitas dos medias para definirla: el largo (L) y el ancho (A). 

Para el caso de MooDukKwan, anteriormente se procuraba utilizar  2 «anchos de hombros» para el largo (L) mientras que solo 1 «ancho de hombros» para propiamente el ancho (A). Actualmente se utiliza 1.5 anchos de hombro para L.

 

La pierna delantera tiene una flexión mínima de 90 grados, con la rodilla y punta del pie señalando hacia el frente, que es hacia donde se dirige el cuerpo.   

El objetivo de esta posición es propiciar dirigir el peso de nuestro cuerpo hacia adelante, ya sea para realizar una defensa o un ataque. Por ello se concentra el 80% del peso en la pierna adelantada y el 20%  restante en la pierna de atrás, que se encuentra estirada.

 

Detalles, detalles, detalles...

En la foto podrás notar que me encuentro revisando si mi posición es correcta. Básicamente lo que estoy revisando es lo siguiente:

  1. Que el filo de mis hombros y cadera estén hacia enfrente delineadas por las dos líneas paralelas que están trazando mis dos piernas (el contorno de ellas). De este modo, estarás con un ancho de hombros
  2. Que tanto la rodilla como la punta del pie de enfrente (la flexionada) apunten hacia adelante, que debe coincidir con la dirección de mis hombros y cadera. 
  3. Que el talón de la pierna de atrás (la estirada) se encuentre sobre la línea paralela (del punto uno).
  4. Que al dejar colgar mis brazos toques ligeramente «el filo» de tuss piernas y cadera.
  5. La rodilla flexionada de formar un ángulo recto con el piso, la línea recta que debes imaginar va del frente de tu rodilla a la bola del pie, como si lo atravesaras.
  6. La distancia entre tus dos talones debe ser mínimo de un ancho y medio de hombros.
  7. Mantén la idea de que vas hacia enfrente, por lo que tu cadera, espalda, pecho cuello y cabeza deben formar una línea recta con respecto al suelo.
  8. Sin tener que “levantarte” de esta posición, es decir, sin que estires la pierna que tienes flexionada, intenta una pata de frente con la pierna de atrás, notarás que tu cuerpo está en la posición adecuada para ello. Si no es así, no está bien flexionada la rodilla.
  9. Nuevamente, revisa que puedas avanzar (sin levantarte o estirar la pierna flexionada) al pasar a posición larga con la otra pierna. Necesitas cargar el peso sobre la pierna flexionada.
  10. Finalmente, estira un brazo enfrente de ti como si estuvieras golpeando, tus nudillos deben rebasar la línea imaginaria que va de tu rodilla a la bola de tu pie. Si no es así, nuevamente, no estás flexionando lo suficiente. Recuerda que el puño (los nudillos) deben impactar al adversario, no tu rodilla.

Proyecto Taekwondo V2.0 Respira

Cuánto tiempo te toma aprender nuevas cosas

Está claro, el conocimiento nos abre puertas y cada vez somos más los que valoramos y le damos más importancia a este tipo de inversiones. Pero cuantificar el tiempo que cada quien requiere para adquirir un “nuevo conocimiento” no es sencillo y depende de varios factores. Sin embargo, existen estudios que se han dado a la tarea de cuantificar el tiempo necesario para lograr determinado nivel de “expertise”.

 

Sí, actualmente existe una tendencia a incursionar en distintos temas por motivaciones muy distintas, todas ellas muy válidas. 

Las hay tan sencillas como por el simple deseo de aprender nuevos temas, por adquirir nuevas experiencias (tendencia millennial) o simplemente por ampliar el rubro de “hobbies y actividades extra académicas” de nuestro CV.

 

La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de rehusarse a adquirirlos” – Karl Popper

Cuántas horas necesitamos para aprender nuevas cosas

Con respecto a cuántas horas necesitamos para aprender algo nuevo, también se ha hecho famosa la «regla de las 10,000 horas«, la cual no es del todo falsa, sino que simplemente está mal interpretada. 

Quizá el libro (bestseller) que más famoso hizo esta aseveración fue «Outliers: The Story of Success» (Atípicos: La historia del éxito). En este libro, el autor Malcolm Gladwell examina varios casos de personajes exitosos para determinar los distintos factores que contribuyeron a su éxito.

Entre los «n factores» que menciona, sobresale la famosa «regla de las 10,000 horas» que hace incapié en que la clave del éxito se encuentra en buscar desarrollar nuestras habilidades a un nivel de experto y que para ello se requiere una inversión de estudio y práctica de al menos 10,000 horas.

Pero a pesar de difundir tanto esta idea, Malcolm Gladwell no fue el autor de ella. El autor es K. Anders Ericsson un investigador y profesor de la Universidad del Estado de Florida especializado en la psicología de la pericia (expertise) humana y su desempeño (performance). 

 

 

Ericsson realizó su análisis utilizando datos de profesionales en distintas áreas como atletas, músicos y jugadores de ajedrez. Todo con el objetivo de cuantificar cuánto tiempo se requería para poder aspirar a desarrollar las habilidades necesarias para ser uno de los practicantes más avanzados en el campo.

Y efectivamente, la respuesta señalaba que entre más horas de práctica se tuviera, mayor expertise se adquiría. Y, de acuerdo a sus datos, aquellos que contaban con al rededor de 10,000 horas de práctica, eran los considerados como «expertos«.  

Sin embargo, la vox populi desvirtuó dicha frase a un regla de «necesitas 10,000 horas para aprender algo nuevo», cuando en realidad dicha regla se refería a lograr ser un «experto» en dicho campo. 

 

 

Aprender nuevas cosas sí está en función del tiempo que dediquemos explícitamente a ello. Y de hecho sabemos que al principio nuestro avance es exponencial (de no saber nada de pronto sabemos realizar operaciones matemáticas, hacer algún ejercicio físico o tocar algún compás) pero en la medida que seguimos aprendiendo, el avance comienza a ser cada vez menor (tasas decrecientes).

Pero entonces, ¿cuánto tiempo requeriremos para adquirir nuevo conocimiento y tener un nivel aceptable en el tema? Esa respuesta la da Josh Kaufman (Video «The first 20 hours, how to learn anything»), quien justamente analizó esta creencia popular de la regla de las 10,000 horas y desarrolló un método para aprender en tan solo 20 horas.

El tema sin embargo, tiene mucho para dar. Por ejemplo, en el libro «The Sport Gene» también se analizan distintos casos en los que efectivamente la famosa regla de las 10,000 horas para un nivel experto se cumple (también se le conoce como la regla de los 10 años), pero existen casos «outliers» en los que el tiempo de práctica no se acerca a esta regla.  

De hecho en este libro se mencionan estudios como «The range of Human capacities» de David Wechsler quien a partir de una base extensa de datos sobre mediciones (desde salto vertical, duración del embarazo, peso, etc) encontró que para cualquiera de los campos, la razón del «más alto al más bajo» o «del mejor al peor» era de tres a uno o de dos a uno

Mientras que Phillip Ackerman, psicólogo y experto en la adquisición de habilidades, dados sus estudios y conocimiento en el tema concluye que el nivel de habilidad que se puede desarrollar con base en la práctica vs alguna dotación inicial de habilidad innata depende del grado de complejidad de la habilidad que se desea perfeccionar. Abogando que para aquellas más simples, las horas de práctica invertidas proporcionan resultados de expertise similares para ambos tipos de personas (aquellos con facilidades innatas y aquellos que no), pero en la medida que las habilidades sean más complejas, las horas de práctica ayudaran más al grupo con una dotación inicial mayor de esta habilidad. 

 

Reflexión

Es claro que la respuesta a esta controversia de cuántas horas son necesarias no es puntual, y como habíamos mencionado antes, depende de muchos factores. ¿Pero por qué mi interés en este tema? 

Pues resulta que hace un par de meses me topé con una familia que estaba solicitando clases privadas ya que su hijo de 10 años necesitaba clases de regularización porque acababa de entrar a una «escuela de taekwondo» cuyo programa «súper especializado» les garantizaba obtener su cinta negra en tan solo un año.

Me mostraron videos del niño en clase, el cual efectivamente necesitaba mucha ayuda, pero lo más perturbador era que no se trataba únicamente de él, ¡era la clase entera! Y no estoy hablando de detalles técnicos, no no, más bien parecía que ¡en su vida habían ido a clase!

Sí, nuestro tiempo es muy limitado y todos deseamos con muchas ansias alcanzar rápidamente la cumbre (terminar la escuela, bajar de peso, terminar de ver la serie, salir de vacaciones, etc) y no es la excepción «llegar a cinta negra». Pero creo que también debemos ser muy conscientes que todo lo que comprenda el desarrollo de habilidades nos requiere invertir tiempo de calidad y nos exige prepararnos lo mejor posible.

En alguna ocasión tuve una discusión con un «profesor» de artes marciales que me pedía de la manera más atenta que «le bajara a la intensidad de la clase» pues no todos traían la misma capacidad, condición fisica y compromiso, «algunos solo vienen a hacer ejercicio». 

Creo que el argumento en el que este profesor me perdió fue cuando defendiendo a unas cintas rojas de calidad muy mediocre (en cuanto a técnica y hasta actitud) dijo «es que muchos de ellos tienen el deseo de llegar a ser cintas negras, ¿quién soy yo para negárselos?».

 

 Creo que precisamente tanto aquellos que prometen un «curso intensivo» o los que simplemente te «venden la cinta» son parte del problema. 

No se trata de regalar los grados, se trata de formar gente. si la persona no está bien preparada, simplemente no debería seguir avanzando, hasta que alcance el nivel para lo que está aspirando

En algún momento vi el video de Odín Dupeyron y muchas de mis ideas cayeron en su lugar. No debemos relajar los estándares o las cotas mínimas de conocimientos, más bien debemos intensificar las clases para todos aquellos que se van rezagando, algo así como clases de regularización o apoyo, pero no un «ahora todos van a aprobar sin importar su desempeño«.

En verdad, quieres algo, esfuérzate por ello, pero no te claves con la idea de que todo es siempre alcanzable. Tiene mucho más mérito quien se muere en el intento a el que solo compró el lugar. 

No construyamos una sociedad en la que «cualquiera puede ser médico, no importa como lo logre (comprando el titulo) y si se le mueren unos cuantos pacientes, no pasa nada, es que hay que dejarlo realizar su sueño«. 

Es que por los sueños se lucha, no se paga

Y es que este tipo de «pseudo» cintas negras/licenciados/profesores únicamente vienen a demeritar el trabajo de quienes en realidad sí se prepararon para obtener el grado y cumplieron con los requisitos necesarios, 

No hay nada de honor en ese camino lleno de farsa. Debemos fomentar una sociedad basada en el mérito, el honor, el esfuerzo y la integridad. La solución no está en las píldoras mágicas o los programas de unas cuantas horas.

Finalmente, mucho de lo que hacemos o llegamos a hacer es por el simple placer o deseo de hacerlo. ¿Por qué te gusta el color azul? ¿por qué estudias esa carrera universitaria? porque te gusta ese tono de color y porque te apasionan los temas en esa carrera. Simplemente es así, así también en cualquier ámbito. 

¿Por qué practicas taekwondo? La respuetsa no debe ser porque «quiero una cinta negra para poder colgarla en la sala«. La felicidad está en el camino, no en el destino (título, medalla, grado, cinta, etc). Y si así lo vemos, no andaremos contando como prisioneros cuántas horas más de clases nos faltan para el siguiente examen, sino anhelando a que llegue la siguiente para volver a hacer aquello que tanto te gusta.

 

Referencias

Gallo, A. (2019). How to Master a New Skill. Consultado en https://hbr.org/2012/11/how-to-master-a-new-skill

Dupeyron, O. (2019). No fabriques fantasías cuando quieras realidades | Odin Dupeyron | TEDxYouth@BosquesDeLasLomas. Todos los derechos reservados a TEDx. Consultado en https://www.youtube.com/watch?v=IvTio0FJf6Y 

Kaufman, J. (2019). The first 20 hours — how to learn anything | Josh Kaufman | TEDxCSU. Todos los derechos reservados a TEDx. Consultado en https://www.youtube.com/watch?v=5MgBikgcWnY&t=763s

Gladwell, M. (2008). Outliers:The story of success. New York, NY.

Epstein, D. (2013). Sports Gene: Inside the Science of Extraordinary Athletic Performance. 

 


Proyecto Taekwondo v2.0 Entrenamiento

Cómo recuperarte de una sesión extrema

Es muy normal terminar la clase y sentirse cansado, pero creo varios ya hemos experimentado lo que es terminar sintiéndose realmente deshecho. Generalmente no le damos mucha importancia a cómo reponernos para las siguientes clases, enfriar, estirar o no estirar, descanso activo o recuperaciones pasivas como puede ser la aplicación de hielo o baños de contraste de temperaturas. Estos temas los dejamos de lado, ¡hasta que los necesitamos de urgencia!

Y sí, justamente así lo aprendí yo. 

El fin de semana estuvimos ensayando por varias horas y uno que otro compañero me preguntó qué tipo de terapia, ejercicio o rituales (jaja) hacía para recuperarme antes de volver a entrenar. Fue entonces cuando me acordé de cómo lo aprendí, lo narro para dar un poco más de contexto.

En febrero del año pasado, me inscribí a una carrera  en el desierto de los Leones en domingo, y como justo ese viernes no tenía que ir a la oficina y  además era de 10 km parecía que iba a estar súper relax (primer error).

Como cualquier semana, realicé mis actividades cotidianas: fui hora y media al gimnasio en la mañana, de ahí a rolar unos cuarenta minutos al jiujitsu (hora y media si no voy al trabajo), después a la oficina por el resto del día y en la noche, hora y media al taekwondo.

Pero esa semana no corrí con la mejor suerte. 

Cuando llegó al viernes, después de salir del gym ya en clase de jiujitsu, el profesor había preparado una clase de acondicionamiento físico «asesina» para antes de comenzar a rolar. Aunque la clase estuvo padrísima, salí de ahí demasiado cansada, los antebrazos las traía inflamados nivel gorila y los muslos ya los traía hinchadísimos. Pero pensé que todo iba normal, pues tenía todo el día para dormir y reponerme para la clase de combate de al rato.

Eso sí, aunque muy pesada, la clase de combate de taekwondo no me guardó ninguna sorpresa y cumplió con sus parámetros en cuanto a intensidad. Hasta ahí iba todo más o menos bien. 

Creo que el desgaste lo empecé a sentir hasta las patadas de la clase de ocho a diez am del sábado. Aun así decidí ir a clase de 13:00 al jiujitsu. Por suerte esta vez, solo rolamos libremente por hora y media, total tendría la tarde completa para descansar (segundo error).

Llego el domingo y lo único que me ponía de malas era tener que pararme para estar en el Desierto de los Leones a las 7:00. 

Al respecto solo puedo comentar que no estuvo tan sencilla como imaginé: la primera mitad de la carrera fue de bajada y el resto de subida, con una inclinación considerable pues estábamos corriendo entre senderos, por lo que el terreno era completamente irregular, con lodo, charcos y mucho sol. 

Proyecto Taekwondo v2.0 Carrera Desierto de los Leones

Ya casi terminando la carrera fue cuando comencé a sentir que las piernas ya no daban una. Pero obviamente terminé la carrera pues “tendría todo el día para dormir” y con eso seguramente ya tendría más que suficiente para reponerme (tercer error).

Terminando de correr, ni ganas tuve de estirar nada (cuarto error), además tuvimos que caminar casi media hora para poder encontrar transporte de regreso a casa (por cierto, no hay señal en los celulares allá arriba).

Fue cuando llegué a casa que realmente me di cuenta de los estragos. Aunque venía añorando mi cama para dormirme todo el día, el dolor del cuerpo era enorme, por lo que no lograba quedarme dormida.

Además el calor seguía siendo insoportable, por lo que convertí en fuente eólica toda mi casa abriendo cuanta ventana encontré y prendiendo todos los ventiladores. Aun así, no conciliaba el sueño.

Ya realmente fastidiada, decidí meterme a bañar, fue entonces cuando recordé un remedio que de chica nos dio mi profesor de taekwondo: baños con contraste. 

La verdad es que primero apliqué el remedio más común en jiujitsu para el dolor intenso de piernas y antebrazos: me sumergí en una tina con hielo. 

Ya después fue cuando apliqué el baño de contrastes de temperatura que consiste en unos segundos (más o menos 30 seg) de agua fría por 2 minutos de agua caliente, repitiendo el proceso por diez minutos. 

Proyecto taekwondo V2.0 Baño hielo Galvao
Foto de @galvaobjj tomada de Instagram

No quiero decir que me alivié instantáneamente, pero disminuyeron considerablemente mis molestias al punto que pude dormir toda la tarde.

Así llegó el lunes y fue cuando al fin decidí hacer caso a mi cansancio y tomé un descanso de toda actividad. 

Solo por la noche intenté realizar un ligero estiramiento para no llegar al día siguiente completamente engarrotada por el ácido láctico en mis músculos. 

Los siguientes tres días volví a los entrenamientos pero aumentando poco a poco hasta llegar a mi nivel normal.

De esta espantosa travesía aprendí tres cosas:

1) Descansar antes de un evento importante

Posiblemente no quiera decir que te ausentes de todas tus clases, sino que entrenes inteligentemente días antes de un evento importante (competencia, examen, carrera, exhibición, etc).

Para todos aquellos como yo, que nos es difícil alejarnos de nuestros deportes, puedes optar por ir pero bajarle a la intensidad en los ejercicios, al volumen, incluso al tiempo. Enfocándote más en la técnica e incluso enfocándote en estirar para deshacerte de cualquier tirón o malestar muscular, algo así como un “mantenimiento” a nuestro cuerpo para llegar en óptimas condiciones.

2) Usar baños de contraste y el descanso activo

Este es un tema de debate, lo mejor siempre será que consultes a tu médico, entrenador o terapeuta cual es la mejor opción según tu caso. Ellos son los verdaderos expertos. 

Te puedo decir que en mi caso, cuando tuve la cirugía de rodilla derecha me pidieron aplicar contrastes de temperatura (hielo y calor) porque de momento me costaba mucho doblar y solo así lograba movilizar. Pero por el contrario, en el caso de la rodilla izquierda, me pidieron puntualmente utilizar hielo, nada de contrastes. Y para ambos casos la solución de mi doctor y terapeuta me funcionó perfectamente.

Lo que puedes encontrar en internet (dejo varias referencias al final del artículo) es que según estudios que se han realizado para distintas muestras (atletas o no, de distintos deportes, distintos niveles, géneros, edades, etc) se han visto mejoras en la recuperación post entrenamiento implementando hielo y contrastes de temperatura, pero también depende del tipo de ejercicios que realizas.

La supuesta «norma general» es utilizar frío si el ejercicio fue de resistencia y en los demás caso implementar los contrastes de temperatura. Pero también en varios estudios se habla sobre que puede llegar a ser perjudicial el uso de baños fríos.

Por último, el descanso activo es beneficioso para esos días en los que sigues adolorido y sin tanta energía para volver a entrenar. El descanso activo se refiere a realizar una serie de ejercicios que permitan que entremos en calor para aflojar/relajar nuestros músculos, son de baja intensidad y volumen. Este tipo de descanso beneficia a los músculos porque ayuda a mejorar su irrigación sanguínea y su aporte de oxígeno, ambos estrechamente relacionados con la recuperación muscular

En lo personal utilizo este tipo de descanso justo después de una sesión intensa (cuando es una asesina, descanso absoluto). 

3) Organizar mejor mis entrenamientos

Tenemos la idea de que «más es mejor que menos», por lo mismo creemos que si entrenamos intensamente todos los días mejoraremos nuestro nivel indudablemente. Pero esto no es del todo cierto.

La realidad es que claro, el avance que podemos llegar a tener al principio va a ser notorio (creciente), pero en la medida que entrenamos más y más, el vas a seguir teniendo un avance pero en mucho menor medida (tasas decrecientes). Pero puede llegar un punto en donde empecemos a tener rendimientos decrecientes. ¿Por qué?

Proyecto Taekwondo v2.0 Entrenamiento

Si no permitimos que nuestro cuerpo descanse después de cada estímulo (clase) puede llegar a suceder que no permitamos que la famosa «super compensación» suceda. Y vayamos arrastrándonos en picada, pues el tiempo de recuperación que estamos dando a nuestro cuerpo es tan corto que no permitimos que la fase de recuperación finalice, produciendo fatiga y el continuo descenso de la capacidad funcional de nuestro organismo.

Ahora, cabe aclarar que también puede pasar lo mismo en el otro sentido, si tardamos mucho tiempo en volver a entrenar después del último estímulo.

Claramente, hay que entrenar y esforzarse por mejorar, solo toma en cuenta que debes descansar entre sesiones. Si notas que la clase estuvo demasiado intensa y al día siguiente no puedes ni con tu alma, reconsidera si es necesario entrenar ese día, descansar o hacer una sesión de muy bajo requerimiento físico. 

Referencias

Giovanni Lombardi, Ewa Ziemann y Giuseppe Banfi, Body Cryotherapy in Athletes: From Therapy to Stimulation. An Updated Review of the Literature (2012), Front Physiol Journal https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5411446

 

BBC News Mundo. (2019). ¿Realmente sirven los baños de hielo para después del ejercicio?  

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150408_deportes_en_forma_musculos_crioterapia_hielo_jmp

Cómo recuperarte mejor con baños de contraste o alternantes: Guía Falsos Mitos del Deporte | Capítulo 7 Entrenamiento. (2019). https://josemief.com/recuperacion-banos-de-contraste-o-alternantes/

¿Qué es el descanso activo? (2019). https://www.feda.net/que-es-descanso-activo

La Supercompensación, Principio del Entrenamiento Deportivo (2019) http://www.formadxt.com/blog/item/260-la-supercompensaci%C3%B3n-principio-del-entrenamiento-deportivo

 

 

Esquema básico para preparar tu siguiente examen de taekwondo

Seguramente ya llegaste a este punto, en el que estás completamente decidido y dispuesto a mejorar pero no sabes aún en qué debes enfocarte o cuáles deben ser tus siguientes pasos antes de presentar tu siguiente examen de grado de taekwondo. Sí, todos pasamos por ahí, pero ¿qué puedes hacer al respecto?

Lo primero es buscar tener un poco más de perspectiva. ¿Por qué? porque de esta forma eres capaz de visualizar el trayecto completo y, a su vez, irlo dividiendo en pequeños trayectos,

¿Cuál es el objetivo? el delimitar fases, las cuales servirán para llevar fácilmente tanto el seguimiento de tus avances como la medición de tu progreso. Es decir, sabrás sin lugar a dudas que la antepenúltima fase está ya más cerca de la meta y que para haber llegado ahí debiste haber ido completando cada una de las fases anteriores.

El siguiente punto a atacar es establecer cuáles serían los requisitos o elementos clave de cada fase. No te sorprenderá saber que la respuesta está auto-contenida en lo que deseas alcanzar.

Así es, aunque no lo aparenta, el sistema de cintas o grados, el cual es uno de los símbolos de las artes marciales más difundidos por el mundo, fue pensado para establecer los objetivos. Estos indican lo que debe cubrir el practicante y por ende los patrones de entrenamiento que debe aplicar para aspirar al siguiente grado.

Hasta aquí no hay nada nuevo, lo que sigue es definir cada uno de los campos que se deberán trabajar en cada fase.

Estos los podríamos integrar en seis áreas de enfoque que definiremos de la siguiente manera:

1 | Básicos

En este rubro incluiremos dos subconjuntos:

El primero, comprende las posiciones o estancias ( Juchum-seogi , Apgubi , Dwitgubi, Naranhi seogi, etc) que adoptan nuestro tren inferior.

El segundo incluye todas las defensas/bloqueos y contra-ataques de brazo, puño, mano abierta, etc. Es decir, todo lo que le atañe al tren superior.

Como puedes ver, este enfoque te permite desmenuzar todo movimiento en qué deben estar ejecutando tus piernas y cadera y qué deberían estar realizando tu tórax y brazos simultáneamente.

No se puede interiorizar ningún movimiento si no logramos entender la función y lógica del movimiento.

2 | Técnicas de pateo

Las distintas patadas o Chagis deben entrenarse para ser ejecutadas tanto de forma estática como con desplazamiento.

Una vez aprendida la técnica que le concierne al siguiente grado o cinta, hay que enfatizar en mejorar principalmente cuatro aspectos:  fuerza, rapidez, altura, puntería e impacto.

3 | Poomsae

El requisito obvio es aprender la nueva forma, digamos que este es el material sobre el que se va a trabajar.

Una vez cumplida esta primera misión se debe pasar a pulir el poomsae para que tu forma no solo sea ejecutada sin errores de memoria, sino que sea un trabajo digno de un artista marcial.

En el párrafo anterior dejamos un enlace de una publicación anterior más detallada que cubre cinco aspectos para que la forma o poomsae resalte. En esta entrada solo nos centraremos en tres aspectos básicos:

El primero, será el ritmo o cadencia de cada movimiento dentro de la forma.

El segundo corresponde a la fuerza que se requiere aplicar en cada posición, defensa, golpe y patada.

Finalmente, el tercero se trata de revisar los movimientos que necesiten tener mayor impacto.

Posición a caballo con defensa alta.

4 | Pasos de combate 

Debido al boom del taekwondo de competencia, la práctica de los pasos de combate (Ilbo y sambo matsogui) ha ido quedando de lado y con ello sus beneficios.

¿Qué se busca mejorar con su práctica? en estricto sentido defensa personal, que el practicante sea capaz de responder ante una agresión física utilizando sus conocimientos de taekwondo.

La ejecución de las defensas y contra-ataques debe ser eficiente, oportuna y precisa. Para ello, aunque existe su práctica dentro de los poomsaes, se debe trabajar secuencias aisladas. Estas permiten enfocarse y trabajar a detalle cada segmento o paso de combate propiamente.

Hay muchas formas de llegar a un mismo contra-ataque, defensa o movimiento, pero se desea generar ese «impulso-reflejo» propio de los pasos de combate que se genera con su práctica-corrección continua.

Ejemplo de una secuencia de pasos de combate.

5 | Combate

Sobre este tema precisamente, existen varios enfoques por expertos en el tema, todos ellos expertos en el combate de alto rendimiento aplicado con atletas élite.

Pero a manera de apoyo y para generar un esquema básico de estudio para todos los que nos estamos preparando para nuestro siguiente examen de cinta, se pueden establecer tres puntos principales a trabajar:

El primero es aprender a realizar puntos o «puntear». Se trata de saber generar puntos mediante una gama amplia de distintas patadas, todas las que de acuerdo a tu grado debes saber realizar. También debe buscarse el uso de los puños, sobre todo cuando el compañero se encuentra demasiado cerca.

La siguiente misión sería el manejo del espacio. Aquí se incluye tanto los desplazamientos al ataque y contra-ataque, así como los cambios de trayectoria o movimientos de esquive.

Finalmente, aplicar estrategias, las cuales incorpora tanto ataques, contra-ataques, fintas, desplazamientos, etc. Se puede decir que este último punto requiere de mayor desarrollo y entrenamiento en taekwondo para poderse adquirir.

6 | Conclusión

Listo, con esto hemos creado un esquema que sintetiza adecuadamente lo que se debe trabajar para llegar bien preparado a ese próximo examen de cintas.

Como puedes notar, lo único que hemos hecho por el momento es delimitar los rubros más importantes. Seguramente ya habrás notado que estos puntos corresponden a su vez con los componentes que evalúan los Sinodales en los exámenes.

¿Y este esquema cambia con las cintas? No, justo una de las virtudes de este «formato marco» es que es independiente del color de cinta que ostentes ya que el objetivo es ir mejorando en cada frente e incorporando nuevas metas dentro de cada uno sin descuidar los aspectos ya «completados».

Por ejemplo, se espera que un cinta blanca tenga como básicos la posición larga y posición a caballo (Apgubi y juchum-seog) con las primeras defensas con mano cerrada (arae makgi , olegul makgi, yeop makgi y an makgi).

Pero un cinta verde debería dominar tanto estos básicos como los de su grado, los cuales incluirían las primeras defensas con mano abierta (sonnal) así como la posición de Dwitgubi (posición corta). 

Lo que a través de los años de práctica hemos aprendido es que el mejor punto de partida para conocer cuáles son los básicos y patadas que corresponden a tu grado son sin duda los poomses.

Todos los básicos y patadas que necesitas dominar para obtener tu siguiente cinta están delimitados en estas. Así, puedes empezar a echar manos a la obra desmenuzando los movimientos de tus formas y tratar de enfatizar en mejorarlos en cada nuevo entrenamiento.


Consejos para mejorar tu alimentación

En esta entrada vamos a platicar un poco sobre alimentación y como puedes adaptarla acorde a tu entrenamiento de taekwondo.

En términos generales, una buena alimentación debe cumplir con las siguientes características:

  1. Aportar la suficiente cantidad de energía acorde al estilo de vida del individuo
  2. Contener todos los nutrientes que necesita el organismo para desarrollar sus funciones adecuadamente
  3. Equilibrar adecuadamente la cantidad de alimentos y bebidas para que aporten todos los nutrientes necesarios
  4. Comprender una amplia variedad de alimentos de los diferentes grupos para lograr un aporte completo de nutrientes
  5. Por último, excluir cualquier alimento que te cause malestar o pueda causarte daño.

Es decir, tu alimentación debe incluir alimentos con los nutrientes necesarios para la demanda de energía que requiere tu estilo de vida.

Así es, el tipo de alimentación debe adaptarse al individuo, por lo que mantenerte en forma es sumamente importante si tu intención es rendir tanto en el trabajo o escuela y tus clases de taekwondo.

Nuestra alimentación debe ser adecuada para mantenernos ágiles, veloces, flexibles, pero sin olvidar que también debemos considerar nuestros procesos de recuperación, sin todos estos componentes no podemos exigirnos un óptimo desempeño.

Los siguientes son 5 tips que te ayudarán a mantener una buena alimentación para taekwondo:

1.- Come suficiente pero incluye una amplia variedad de verduras verdes.

Sí, sabemos que necesitas una gran cantidad de carbohidratos para mantenerte con energía, pero no nos referimos a harinas, azucares, dulces o alguna bebida saborizada.

Opta por verduras, ¿por qué? Estas forman parte de los polisacáridos, es decir, tienen varias moléculas de glucosa que al irse digiriendo nos irá proveyendo paulatinamente de energía.

Dale una oportunidad al kale, este es considerado como una super comida debido a la gran cantidad de nutrientes que contiene.

Además te ayuda a sentirte saciado y no estar buscando comer otras cosas no tan sanas.

Puedes mezclar el kale con otras hojas verdes como espinaca, arúgula, acelgas o berros (todo depende de los sabores que te gusten)

De paso agrega color a tu comida con jitomate, pimientos, champiñones, apio, zanahoria, brócoli…

Sabemos que a veces no es lo que quisiéramos comer, pero es lo que nos va a nutrir.

Sólo asegúrate de ponerle un poco de limón o vinagre para que tu cuerpo pueda absorber de manera adecuada los nutrientes.

Foto por rawpixel en Unsplash

2.- Complementa con cacahuates y arándanos (¡pero no te pases de las cantidades!)

Tu cuerpo necesita consumir lípidos, es decir, grasas, pero no saturadas, por lo que los antojitos ¡no cuentan!

Además de ser la energía de «reserva» del cuerpo, los lípidos también son necesarios para que nuestro cuerpo lleve a cabo muchos de sus procesos hormonales.

Una buena opción son los frutos secos. Los cacahuates, las semillas de girasol, nueces, almendras son una buena fuente de grasas no saturadas.

Por otro lado, los arándanos son una excelente fuente de antioxidantes con un sabor dulce que nos ayuda a evitar comer dulces.

Foto por chuttersnap en Unsplash 

3.- Come suficientes carbohidratos en la noche para que tengas energía al día siguiente

Te recomendamos una mezcla de legumbres (frijoles, habas, garbanzos, lentejas) con cereales (arroz integral) ya que al juntar ambos tipos de alimentos se obtienen los aminoácidos suficientes para crear proteínas sin necesidad de recurrir exclusivamente a los alimentos de origen animal o hasta algún suplemento.

También añade a tu cena fruta y verduras, no te vayas a dormir con hambre.

Cenar suficientes carbohidratos permitirá a tu cuerpo llenar sus reservas de glucógeno, las cuales estarán más que a la orden para ser utilizadas en tus entrenamientos.

Foto por Dragne Marius en Unsplash

4.- Toma suficiente agua e incluso electrolitos

Es indispensable que el cuerpo mantenga un nivel adecuado de hidratación para poder funcionar y es muy sencillo saber cuánta agua tomar, si tienes sed, debes hidratarte.

Debido a lo demandante que es son los entrenamientos puede llegar a ocurrir que tengas demasiada sed, ese es un buen momento para tomar electrolitos y ayudar a una recuperación más rápida.

Foto por Steve Johnson en Unsplash

5.- Come únicamente cuando tengas hambre

No importa si es más de 3 veces al día, solamente ten mucho cuidado con las cantidades, come únicamente para sentirte saciado al 80%, de esta forma tu cuerpo no se sentirá pesado para poder ir a entrenar y tampoco se desgastará demasiado procesando kilos y kilos de comida que realmente no necesitas.


¿Que necesitas para ser el mejor?

Si hay algo que sé bien y tengo certeza que es verdad, es que todos aquellos atletas de alto rendimiento buscan siempre ser los mejores en sus disciplinas, ser un campeón, como yo lo he querido ser siempre y lo busco ser cada día al igual que cientos de miles de compañeros deportistas.

Sin en cambio ¿cómo saber? y ¿que debemos hacer? para convertirnos en un campeón en nuestra disciplina correspondiente.

Sin mentirte seré lo mas sincero, no hay un truco para ser un campeón, sí sabemos que a pesar de esto hay varias cosas que podemos realizar para mejorar nuestro rendimiento dentro de cada deporte, así que vamos a dividir esto en dos puntos.

El primer punto: las metas que tenemos no son siempre las mismas, pero buscamos algo en común: ser el mejor o destacar entre los demás. Para esto hay que tener presente siempre la constancia en nuestros entrenamientos o prácticas y un entusiasmo con el cual nunca olvidemos la razón de nuestro sueño.

Que te parece ahora subrayar lo que podemos hacer:

1 | Nunca faltes a un entrenamiento

Imagina que este es un escalón el cual nos acerca a eso que anhelamos y obvio que no nos perderemos de algo que nuestros compañeros vieron en una clase a la cual no asistimos. Así de esta manera podemos alcanzar nuestro objetivo con nuestros compañeros e impulsarnos en conjunto.

2 | Descansa

Si bien mencionamos que hay que entrenar y no faltar, también toma un respiro y no te sobre esfuerces, entrena lo debido pero de igual manera reposa lo suficiente.

3 | Come saludable e hidrátate correctamente

Esta bien no soy un médico ni un nutriólogo ya que es algo que ellos dirían, pero bien se que es muy difícil e incómodo entrenar con hambre o entrenar recién acabas de comer, uff esto sí es algo que me ha pasado, nada como comer ligero y después acabar en el gym o en el doyang dando lo mejor de ti. De igual manera podemos mencionar la hidratación, no hay que tomar tantos líquidos antes de entrenar ya que esto no nos dejará continuar con nuestra rutina, mejor dejémoslo para cuando terminemos de realizar nuestros ejercicios.

Ahora el segundo punto: en teoría deberías tener un instructor o profesor (o bien eres tú) para tu disciplina, muy bien aquí recae la segunda parte.

4 | Explota a tu maestro

Sí como suena, tienes que aprovechar al máximo los conocimientos de tu profesor él o ella se ha capacitado durante años para estar donde está, pregunta y no te quedes callado, cualquier duda consulta directamente a tu instructor de clase.

5 | Aporta ideas o sugiere

Si bien quieres saber algo nuevo en tu clase, acércate a tu instructor y comenta «la nueva patada que aprendiste» o «los nuevos ejercicios que descubriste» para que así el maestro con base a su metodología de enseñanza pueda aplicarlos en alguna clase y definir si nos ayudarán a mejorar.

A resumidas cuentas lo que necesita todo mundo para ser un campeón son buenos hábitos, constancia y actitud.

Vamos, intenta cambiar y ve como también cambia tu rendimiento para bien.