El combate deportivo, en coreano Kyrugui, o Kyorugi es una de las principales características y distintivos del taekwondo de las artes marciales.

De hecho existen varios tipos de combate dentro del Taekwondo Tradicional aunque sin duda el combate deportivo es el más conocido.

1 Conoce el reglamento

Aprendernos y respetar el reglamento es nuestra obligación como practicantes. 

Aunque muchas de las reglas las explican en clase tu maestro y compañeros avanzados, el tiempo no alcanza para ver cada una de ellas, así que es tu responsabilidad darle una lectura a las reglas y preguntar cuando tengas dudas.

Además de saber los puntos por técnicas, conocer el reglamento también nos ayuda a saber qué no podemos hacer y así evitar sanciones y lesiones.

No puedes comenzar a tener una estrategia si no conoces las reglas del juego, por eso es muy importante que lo conozcas y también revises las actualizaciones. Además de esto debes entender que el combate en competencia es un poco distinto al combate que llevas en clase y sobre todo en examen.

2 Atrévete a intentar las técnicas nuevas

Seguramente has notado que hay gente que tiene muy buen combate y otros que parece que están estancados desde hace tiempo. Esto se debe en parte a qué tanto se permiten atreverse a intentar nuevas técnicas o combinaciones.

Para evitar que te suceda esto, un buen consejo es siempre atreverte en clase a usar las técnicas que acaban de enseñar o explicar. Sí quizás te caigas, no le atines, hagas un poco el oso o incluso pierdas el combate, pero por cierto, ¿quién está llevando los puntos en un combate en doyang? Así es… nadie. 

Los combates en tu doyang no deben tener el enfoque competitivo a menos que sean las ultimas semanas de preparación a una competencia. 

El combate en doyang con tus compañeros debe fomentar el crecimiento y aprendizaje, no el de competir entre cada compañero… 

3 Control de fuerza y velocidad

De hecho así es como ahora los grandes competidores y hasta luchadores de la UFC están haciendo sparring. En todo momento hacer un combate con fuerza controlada. De este modo pueden hacer varios combates y probar en sus combates incluso técnicas peligrosas.

Cuando quieras incorporar a tu combate alguna técnica muy contundente, deberás hacerlo con consideración de tu compañero, recuerda no es tu oponente, entonces deberás tener una buena pericia de la técnica para medir fuerza y tener control de en dónde estás pegando. De esta manera estarás.

Esto implica que la técnica la practiques mucho en dommie, palchagui, costal… etc.

4 Pierde el miedo al contacto

Creo que todos hemos visto e incluso nosotros mismos cuando empezamos a hacer combate, pasamos por la etapa en la que todas las técnicas que nos lanzan intentamos pararlas con los brazos. 

Tardamos un rato en pasar a la ofensiva en lugar de la defensiva pero inclusive al estar en la ofensiva piensa más bien en lo siguiente:

  1. En lugar de bloquear, intenta esquivar
  2. Si ya eres bueno esquivando, intenta esquivar con contra ataque simultaneo
  3. Intenta también recibir, por ejemplo con ti chagui
  4. Como último recurso bloquea, pero más bien para amortiguar el golpe, es decir, si es una chagui al peto, intenta amortiguar el impacto y no recibirlo de lleno…

Si en tu doyang fomentan el control de fuerza al hacer combate, no tienes porque tener miedo de lastimarte, inclusive si el punto entra, acepta que la técnica y estrategia fue correcta, sobreponte y sigue adelante con el combate…

 

5 Se un buen compañero de combate

Todo esto tiene mucho que ver con los valores del taekwondo y con los puntos anteriores. Normalmente queremos que los compañeros más avanzados sean los que nos sostengan los palchaguis o dummies, hagan pasos de combate y combate con nosotros… siempre le pregunto esto a mis alumnos y la respuesta es simple: porque ellos ya saben cómo hacerlo

Los más avanzados ya saben poner el palchagui, cómo desplazarse y controlan muy bien sus técnicas y nunca clavan sus codos… el tema es ¿y tú eres ese tipo de compañero para los demás?

Si aún no lo eres, esmérate por aprender a poner el palchagui y dummie de manera correcta, esmérate por ayudar a tus compañeros cuando es el turno de ellos, ya sea pateo, paso de combate o combate… recuerda que todo el tiempo estamos aprendiendo y debemos tener trabajados todos los aspectos del taekwondo.

 

 

 

6 No permitas que el EGO te domine

Una cosa muy distinta es dar tu máximo esfuerzo y otra cosa es «que nos se vaya limpio».

Si fomentas un doyang con los puntos anteriores todos poco a poco irán mejorando y además se logrará una integración y desarrollo correcto de los taekwondoines con una mentalidad y valores del taekwondo correctos.

Pero cuando solo pensamos en no perder, podemos caer en el error de no cuidar al compañero ya sea clavándole los codos, realizar técnicas por debajo de la cintura… lo cual además de que no te ayuda a mejorar tu combate, solo fomentara que los demás no quieran hacer combate contigo e incluso seas el patito feo del doyang… lo cual se traduce en menos práctica y menos apoyo y ayuda de tus compañeros y profesor…