Seguramente ya llegaste a este punto, en el que estás completamente decidido y dispuesto a mejorar pero no sabes aún en qué debes enfocarte o cuáles deben ser tus siguientes pasos antes de presentar tu siguiente examen de grado de taekwondo. Sí, todos pasamos por ahí, pero ¿qué puedes hacer al respecto?

Lo primero es buscar tener un poco más de perspectiva. ¿Por qué? porque de esta forma eres capaz de visualizar el trayecto completo y, a su vez, irlo dividiendo en pequeños trayectos,

¿Cuál es el objetivo? el delimitar fases, las cuales servirán para llevar fácilmente tanto el seguimiento de tus avances como la medición de tu progreso. Es decir, sabrás sin lugar a dudas que la antepenúltima fase está ya más cerca de la meta y que para haber llegado ahí debiste haber ido completando cada una de las fases anteriores.

El siguiente punto a atacar es establecer cuáles serían los requisitos o elementos clave de cada fase. No te sorprenderá saber que la respuesta está auto-contenida en lo que deseas alcanzar.

Así es, aunque no lo aparenta, el sistema de cintas o grados, el cual es uno de los símbolos de las artes marciales más difundidos por el mundo, fue pensado para establecer los objetivos. Estos indican lo que debe cubrir el practicante y por ende los patrones de entrenamiento que debe aplicar para aspirar al siguiente grado.

Hasta aquí no hay nada nuevo, lo que sigue es definir cada uno de los campos que se deberán trabajar en cada fase.

Estos los podríamos integrar en seis áreas de enfoque que definiremos de la siguiente manera:

1 | Básicos

En este rubro incluiremos dos subconjuntos:

El primero, comprende las posiciones o estancias ( Juchum-seogi , Apgubi , Dwitgubi, Naranhi seogi, etc) que adoptan nuestro tren inferior.

El segundo incluye todas las defensas/bloqueos y contra-ataques de brazo, puño, mano abierta, etc. Es decir, todo lo que le atañe al tren superior.

Como puedes ver, este enfoque te permite desmenuzar todo movimiento en qué deben estar ejecutando tus piernas y cadera y qué deberían estar realizando tu tórax y brazos simultáneamente.

No se puede interiorizar ningún movimiento si no logramos entender la función y lógica del movimiento.

2 | Técnicas de pateo

Las distintas patadas o Chagis deben entrenarse para ser ejecutadas tanto de forma estática como con desplazamiento.

Una vez aprendida la técnica que le concierne al siguiente grado o cinta, hay que enfatizar en mejorar principalmente cuatro aspectos:  fuerza, rapidez, altura, puntería e impacto.

3 | Poomsae

El requisito obvio es aprender la nueva forma, digamos que este es el material sobre el que se va a trabajar.

Una vez cumplida esta primera misión se debe pasar a pulir el poomsae para que tu forma no solo sea ejecutada sin errores de memoria, sino que sea un trabajo digno de un artista marcial.

En el párrafo anterior dejamos un enlace de una publicación anterior más detallada que cubre cinco aspectos para que la forma o poomsae resalte. En esta entrada solo nos centraremos en tres aspectos básicos:

El primero, será el ritmo o cadencia de cada movimiento dentro de la forma.

El segundo corresponde a la fuerza que se requiere aplicar en cada posición, defensa, golpe y patada.

Finalmente, el tercero se trata de revisar los movimientos que necesiten tener mayor impacto.

Posición a caballo con defensa alta.

4 | Pasos de combate 

Debido al boom del taekwondo de competencia, la práctica de los pasos de combate (Ilbo y sambo matsogui) ha ido quedando de lado y con ello sus beneficios.

¿Qué se busca mejorar con su práctica? en estricto sentido defensa personal, que el practicante sea capaz de responder ante una agresión física utilizando sus conocimientos de taekwondo.

La ejecución de las defensas y contra-ataques debe ser eficiente, oportuna y precisa. Para ello, aunque existe su práctica dentro de los poomsaes, se debe trabajar secuencias aisladas. Estas permiten enfocarse y trabajar a detalle cada segmento o paso de combate propiamente.

Hay muchas formas de llegar a un mismo contra-ataque, defensa o movimiento, pero se desea generar ese «impulso-reflejo» propio de los pasos de combate que se genera con su práctica-corrección continua.

Ejemplo de una secuencia de pasos de combate.

5 | Combate

Sobre este tema precisamente, existen varios enfoques por expertos en el tema, todos ellos expertos en el combate de alto rendimiento aplicado con atletas élite.

Pero a manera de apoyo y para generar un esquema básico de estudio para todos los que nos estamos preparando para nuestro siguiente examen de cinta, se pueden establecer tres puntos principales a trabajar:

El primero es aprender a realizar puntos o «puntear». Se trata de saber generar puntos mediante una gama amplia de distintas patadas, todas las que de acuerdo a tu grado debes saber realizar. También debe buscarse el uso de los puños, sobre todo cuando el compañero se encuentra demasiado cerca.

La siguiente misión sería el manejo del espacio. Aquí se incluye tanto los desplazamientos al ataque y contra-ataque, así como los cambios de trayectoria o movimientos de esquive.

Finalmente, aplicar estrategias, las cuales incorpora tanto ataques, contra-ataques, fintas, desplazamientos, etc. Se puede decir que este último punto requiere de mayor desarrollo y entrenamiento en taekwondo para poderse adquirir.

6 | Conclusión

Listo, con esto hemos creado un esquema que sintetiza adecuadamente lo que se debe trabajar para llegar bien preparado a ese próximo examen de cintas.

Como puedes notar, lo único que hemos hecho por el momento es delimitar los rubros más importantes. Seguramente ya habrás notado que estos puntos corresponden a su vez con los componentes que evalúan los Sinodales en los exámenes.

¿Y este esquema cambia con las cintas? No, justo una de las virtudes de este «formato marco» es que es independiente del color de cinta que ostentes ya que el objetivo es ir mejorando en cada frente e incorporando nuevas metas dentro de cada uno sin descuidar los aspectos ya «completados».

Por ejemplo, se espera que un cinta blanca tenga como básicos la posición larga y posición a caballo (Apgubi y juchum-seog) con las primeras defensas con mano cerrada (arae makgi , olegul makgi, yeop makgi y an makgi).

Pero un cinta verde debería dominar tanto estos básicos como los de su grado, los cuales incluirían las primeras defensas con mano abierta (sonnal) así como la posición de Dwitgubi (posición corta). 

Lo que a través de los años de práctica hemos aprendido es que el mejor punto de partida para conocer cuáles son los básicos y patadas que corresponden a tu grado son sin duda los poomses.

Todos los básicos y patadas que necesitas dominar para obtener tu siguiente cinta están delimitados en estas. Así, puedes empezar a echar manos a la obra desmenuzando los movimientos de tus formas y tratar de enfatizar en mejorarlos en cada nuevo entrenamiento.

Biografía
Autor

Practico Tae Kwon Do desde los 8 años, soy Cinta Negra V Dan de MoonMoo-Won MooDukKwan, Cinta Morada de Jiujitsu Brasileño de Renzo Gracie México y Cinta Café de Karate Shotokan de JKA. Estudié finanzas en el ITAM. 

Me encanta difundir información en pro del Tae Kwon Do. Sigo preparándome para mejorar día, disfruto mucho del combate y formas, pero más todavía entender sus aplicación y los pasos de combate.