Llevo un rato analizando lo importante que es la mente en el entrenamiento. Me resulta curioso como pasamos por alto este aspecto cuando entrenamos.

No es que lo sepa todo, para nada. más bien he estado leyendo al respecto y palabras más, palabras menos, la mayoría de los autores consideran importante asistir a clase con una mentalidad que cumpla dos objetivos:

  1. Buscar siempre aprender
  2. Buscar siempre mejorar

El primero, está directamente relacionado con el ego. Entiende que cualquier comentario que te haga el profesor o compañero de clase con respecto a tu técnica o ejercicio puedes utilizarlo como punto de partida para mejorar o aprender algo nuevo, incluso viniendo de tus compañeros menos avanzados. Es cuestión de enfoque. Sin embargo, si no eres capaz de recibir comentarios, entonces tampoco puedes tener una mentalidad propicia para mejorar. Además de una mente abierta, también debes buscar dar tu máximo esfuerzo durante todo el ejercicio y tratar a toda costa de ir refinando cada una de tus técnicas.

El segundo aspecto está más relacionado con buscar siempre vencer y puede tener dos connotaciones. La más fácil es, por ejemplo, en competencia; tu mentalidad debe siempre estar enfocada en que tu desempeño sea mejor al de tu adversario, y no darnos por vencidos a sabiendas de que el contrincantes es mucho mejor técnicamente que nosotros o que venimos agotados o lastimados al evento. De manera análoga, cada entrenamiento es también una lucha contra nosotros mismos, contra las adversidades que pueden ser de destreza, o de condiciones físicas o de avance en conocimiento de técnicas. Lo importante es hacer frente a cualquiera de estos escenarios, mediante una mentalidad firme e incansable. Es cierto que jamás seremos perfecto, sin embargo, siempre habrá aspectos perfectibles, busca trabajar en ellos.

En un video biográfica sobre Tom Braddy, su entrenador mencionaba «Tom es uno de esos atletas que no entrenan para mejorar un 5%, él entrena para mejorar un 1%» Esto
habla justamente de eso,  del compromiso para mejorar cualquiera que
esto implique y sin importar si es cambio es substancial o no,
simplemente es para eso, para mejorar.

El progreso no se da de la noche a la mañana, y no solo involucra nuestro entrenamiento físico, mientras no involucremos el desarrollo de nuestra mentalidad en la práctica, no podremos aspirar a superar nuestros límites actuales.

Biografía
Autor

Soy Cinta Negra IV Dan de MoonMoo-Won MooDukKwan Central (CDMX) y Cinta Azul de Jiujitsu Brasileño de Renzo Gracie México. Estudié finanzas en el ITAM. 

Me encanta ayudar a difundir información  y aunque mucho de mi tiempo lo ocupo en entrenar, también sigo formándome en entrenamiento deportivo.